PUNTO 11 -CERRO SAN CRISTÓBAL y LAS ARCAS REALES

Es un cerro testigo ubicado en el extremo sur de la ciudad de Valladolid. Se encuentra a 5 km del centro urbano, su altitud es de 843 msnm y marca el centro de la Cuenca del Duero. Su cima es llana y alargada, los laterales caen suavemente y presenta una abundante vegetación gracias a la repoblación arbórea iniciada a mitad del siglo XX. En 1961 se colocó un enorme monumento a Onésimo Redondo (el caudillo de Castilla) siendo retirado a inicios del 2016.

Cerro San Cristóbal y Monumento franquista eliminado en 2016

Cerro San Cristóbal y Monumento franquista eliminado en 2016

 

LAS ARCAS REALES de VALLADOLID

Valladolid a menudo ha padecido carestía de agua potable a pesar de encontrarse en una situación privilegiada pues cuenta con la confluencia de los ríos Pisuerga y Esgueva, además del cercano Duero está rodeada por otros cursos de agua menores como arroyos y acequias, sumándose posteriormente el ramal sur del Canal de Castilla. La mayor parte del agua que precisaba la ciudad fue tomada de pozos particulares así como del mismo Pisuerga (algo incómodo además de insalubre dada la contaminación que se producía al lavar lino en sus aguas). Cabe destacar que las aguas de las Esguevas nunca fueron usadas para consumo destinándole a ser colector de aguas sucias.

Una de las últimas Arcas Reales en pie que aún se conserva casi intacta en Valladolid (España)

Una de las últimas Arcas Reales en pie que aún se conserva casi intacta en Valladolid (España)

 

Así es que desde finales de la Edad Media la ciudad se esforzó por obtener un abastecimiento público de aguas a través de un sistema de fuentes conocido como “viaje de aguas de Argales”. En dicha tarea participaron monarcas, los monjes del monasterio de San Benito, el ayuntamiento, algunas familias y diversos ingenieros que fueron aportando su saber con diversos resultados. La longitud de la construcción era de 5 km, siendo en superficie el primer tramo y subterránea el resto, a través de la cual se construyeron 32 arcas o cajas cuya función era recoger y regular el agua, filtrar impurezas y salvar desniveles. De las 3 fuentes que finalmente funcionaron y se consiguió abastecer con esta obra de ingeniería sólo persisten en la actualidad Fuente Dorada y Fuente de los Colosos (plaza Rinconada detrás del Ayuntamiento).

Fuente Dorada ubicada en la plaza del mismo nombre en Valladolid (España)

Fuente Dorada ubicada en la plaza del mismo nombre en Valladolid (España)

 

Fuente Los Colosos ubicada detrás del Ayuntamiento de  Valladolid (España)

Fuente Los Colosos ubicada detrás del Ayuntamiento de Valladolid (España)

VIVENCIAS… 

Durante el recorrido de esta espiral por nuestra ciudad nos hemos encontrado frecuentemente con una dificultad para seleccionar un único punto desde el que realizar la alineación, presentándose en muchas ocasiones la dualidad femenino-masculino… y este es uno de ellos.

Claramente se manifiesta la energía masculina en el Cerro San Cristóbal no sólo por su nombre sino también por los acontecimientos que en este enclave han quedado registrados. Y así es como se nos presenta hoy día la energía masculina castellana expresada en este lugar en una polaridad un tanto extrema. Si bien ya no existe el famoso monumento en honor a un caudillo franquista que a principios de este año 2016 fue retirado aún queda su impronta percibida por algunos de los que estábamos allí incluso sin saber que había existido… esa fue desde luego una de las sorpresas más grandes que yo misma me llevé, cuando sin conocerle pude sentir su presencia y recibir su mensaje.

Como complemento sentimos visitar las “Arcas Reales” dignas representantes de una energía femenina que desde estas tierras se pretendió encausar, regular, filtrar de impurezas y salvar desniveles… una energía femenina que se pretendió a golpe de los inquisidores encarcelar entre gruesas paredes de piedra donde el sol sólo llevara tímidamente su presencia a través de oxidadas puertas de hierro.

Cristóbal significa “el que lleva al Cristo” y efectivamente esta fue la misión que se expandió desde estas castellanas alturas, no sin sacrificios desde luego…

Comenzamos el recorrido de esta espiral honrando y buscando sanar las aguas para devolver la energía femenina a su lugar sagrado, un lugar que pertenece a la unidad con lo masculino en armonía, respeto y mutuo reconocimiento… con esa dirección recorrimos estos parajes, meditamos, cantamos y escuchamos a todos los seres que fuimos capaces de percibir.

Esta vez nos acompañaron los elementos en su máxima expresión: viento, lluvia y mucho frío, el cielo que comenzó muy encapotado se fue despejando a ratos… y un atardecer gris fue despidiendo el día de esta particular alineación no sin antes regalarnos un efímero arco iris indicándonos los albores de un nuevo tiempo… así lo sentimos y celebramos!

Próximo y último encuentro: la FUENTE DE LOS ÁNGELES