PUNTO 12 -FUENTE DE LOS ÁNGELES

La Fuente de los Ángeles es una isla en el páramo de Villanubla que en otros tiempos fuera un frondoso bosque perteneciente a Valladolid y su Corte

Fuente de los Angeles en Villanubla (Valladolid-España)

Fuente de los Angeles en Villanubla (Valladolid-España)

 

Es el nacimiento del arroyo Hontanija y la custodia de una hermosa finca cuyo inicio se remonta hacia el 1314. Diferentes personalidades fueron habitando y dejando sus registros en aquellas piedras que silenciosamente han sido testigos de vidas tanto civiles, reales, eclesiásticas como militares hasta ser abandonada en el 1835. En 1999 el artista y empresario Antonio Amens pone su corazón y las piedras necesarias para su restauración consiguiendo en el 2010 que sea protegido por su valor arqueológico e histórico.

flANGELES_fincaAntonioAmens_LFA

 

VIVENCIAS… 

Este último punto de nuestro recorrido fue -para mí- la alineación más fluida de todas. Una vez superadas las procesiones que recorren las calles de una Valladolid en plena Semana Santa nos reunimos un poquito más tarde de la hora señalada. Era una mañana fría pero con un cielo azul muy despejado donde un bello Sol nos acompañó hasta concluir nuestra tarea.

2016-03-20 11.37.04

Se respiraba un aire puro pleno de luz y armonía, una suave brisa acompañó nuestros cantos haciendo bailar las hojas de los árboles que al son de las tímidas aguas de la fuente fueron compenetrándose con el grupo. Tamara y yo sentimos la necesidad de tomar contacto más profundo con la fuente y sin pensarlo dos veces nos descalzamos y refrescamos nuestros pies en ella. Inmediatamente recordé el encuentro de junio 2012 donde tantos peregrinos nos encontramos en el Faro de Finisterre y algo se unió en mi interior… No sabría describirlo con palabras pero alguna pieza se colocó desde estas lejanas tierras castellanas donde alguna vez pretendió ser una posada para los peregrinos que hacia Santiago de Compostela marchaban.

La Madre Naturaleza se sentía fuerte en esta mañana santa de domingo, cantamos y disfrutamos mucho conectando con el fluir de las aguas y la quietud de aquellas piedras que tantos recuerdos guardan. Profundizamos la conexión sintiendo que este punto nos llevaba bien dentro de estas tierras permitiendo que la espiral expandiera toda la energía que desde La Antigua emana.

Para celebrar habíamos organizado un pequeño pic-nic que al ir desplegando los manjares que cada uno había aportado se convirtió en un verdadero banquete. Nuestra intención inicial era celebrar la tarea realizada y plantear los siguientes pasos. Así es que comimos, reímos y celebramos, felices por la tarea realizada y por el camino que como grupo estábamos empezando a vislumbrar.

Mil Gracias a tod@s l@s que nos acompañaron!

Próxima estación: ¡YoSoY ISIDRIS!